23 nada es lo que parece


La revista alemana “Spiegel” publicaba a mediados de los ochenta la noticia de que Karl Koch, un joven alemán de 23 años, prodigio de la informática, había burlado los sistemas de seguridad consiguiendo información militar secreta de varios gobiernos que luego había vendido a la KGB. En 1992 el realizador Hans-Christian Schmid recuperaba la historia y junto a un amigo llegó a escribir un primer guión, pero no encontró quien invirtiera en el proyecto. 

 

Así que tuvo que esperar seis años, haber rodado ya cortos, documentales, un telefilme y el largometraje “Nach Funf im Urwald”, para llevar a cabo el proyecto, aunque con el libreto totalmente reescrito. El director ha querido despertar la memoria colectiva de los ochenta con fotografías como los bosques, políticos como Gadafi y Reagan o material de Chernobyl, además de recuperar los prehistóricos Commodore 64, y recordarnos la psicosis de la Guerra Fría. 

 

Además para contar los detalles técnicos imprescindibles para entender como se piratea, se han encontrado soluciones visualmente comprensibles. Aunque este filme se estrena dos años después de su producción viene avalado por los numerosos galardones que ha recibido en certámenes de reconocido prestigio como el Festival de Gijón donde se llevó el premio al mejor guión, además de triunfar en los Premios Cinematográficos Alemanes en 1999, en los apartados de mejor película y actor, August Diehl. El joven protagonista, descubierto en una representación teatral en Berlín, no pudo empezar con mejor pie su andadura cinematográfica.

 

Título original:

   

23 – Nichts ist so wie es scheint

Distribuidora:

   

Civite Films

Género:

   

Thriller

Año de producción:

   

1998

Dirección:

   

Hans-Christian Schmid

Guión:

   

Michael Gutmann , Hans-Christian Schmid

Producción:

   

Jakob Claussen , Thomas Wobke

Fotografía:

   

Klaus Eichhammer

Música:

   

Norbert Jürgen Schneider

Idioma:

   

Alemán

Duración:

   

99 minutos

 

   

No disponible

 

Corre el año 1986 en la ciudad de Hannover, cuando Karl Koch, un introvertido muchacho de 18 años, gasta toda la herencia que ha recibido tras quedar huérfano, en las compras de un departamento y de una potente computadora. A través de ella, edita una serie de boletines en los que desarrolla una compleja teoría de conspiraciones políticas, inspirado en Hagbard Celine, el personaje rebelde de la novela de culto “Illuminatus”, del norteamericano Robert Anton Wilson. En esta obra se describe una sociedad secreta, fundada por francmasones en el siglo XVIII y defensora de una singular teoría del caos según la cual el número 23 ha jugado siempre un papel premonitorio en diversos hechos decisivos en la historia de la Humanidad. Durante una visita del autor a Hannover, Karl se hace amigo de David, un joven parecido a él, que lo introduce en la piratería informática y en las drogas. Los dos hackers comienzan a infiltrarse en las bases de datos militares y gubernativos de diversos países occidentales. Y, por influencia de un tercer hacker, Pepe, ponen en marcha un plan de “justa distribución del conocimiento” que les lleva a enviar a la KGB toda la información que han conseguido sobre la industria nuclear occidental. Mientras tanto, en Estocolmo, el político Olof Palme es asesinado a las 23 horas, 23 minutos… Una historia de suspenso avasallante, basada en acontecimientos verdaderos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: